• Dr. Joaquín Sosa A

CRIPTORQUIDIA

Es la falta de descenso testicular o la ausencia del mismo en su localización normal dentro del escroto. Esta situación puede afectar a un testículo, que es lo más frecuente o puede ser bilateral.

Es bastante frecuente, afecta al 2-3% de los recién nacidos varones, especialmente si son prematuros, aunque muchos de ellos completarán el descenso normal durante los 6 primeros meses de vida, de forma que a los 9 meses solo persiste esta situación en menos del 1% de los niños. El descenso espontáneo es excepcional mas allá del año de edad.

El testículo retráctil o en ascensor no es criptorquídico, sino una situación normal en la infancia, aunque debe verificarse esta característica a la exploración física y debe seguir el cirujano su evolución hasta la adolescencia.




¿Cuales pueden ser las consecuencias de la falta de descenso testicular?

Dejando aparte las consecuencias psicológicas, la criptorquidia puede disminuir la fertilidad, especialmente si no se recibe un tratamiento a tiempo, y expone al testículo a complicaciones mecánicas como torsión y traumatismos.


También se ha comprobado una mayor frecuencia de anomalías que le hacen de 10-20 veces más propenso a la evolución a un cancer testicular si no se realiza el tratamiento oportuno.

Es por lo anterior que se debe identificar este problema desde el nacimiento, darle seguimiento los primeros 6 meses y en la actualidad se recomienda considerar el manejo quirúrgico entre los 9-12 meses, como máximo a los 18 meses para disminuir el riesgo de presentar alguna de las complicaciones ya mencionadas.




3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo